Archivo de la etiqueta: La economia en Cuba

«La población ha reaccionado con optimismo cauteloso, y también con escepticismo»

Publicado en el Diario El País

¿Amanecer cubano?

“Las posibilidades del comienzo de un proceso de cambios en Cuba se reforzaron con el ascenso del general Raúl Castro a presidente de los consejos de Estado y de Ministros (…) El general recibió un país casi en bancarrota, fragmentado y prácticamente paralizado en el tiempo. Y esto ocurría cuando la ciudadanía mostraba apreciables signos de descontento, incluidos segmentos obreros y estudiantiles constituidos por personas políticamente seleccionadas. Así que Raúl Castro, un hombre con credenciales de racional y pragmático, está obligado por las circunstancias a iniciar un proceso de cambios económicos que detenga el constante deterioro de la sociedad e impulse su recuperación y progreso”.

“…El gran inconveniente de esas medidas es que se ejecutarán en pesos convertibles, llamados CUC, muy difíciles de obtener por la mayoría de la población, aunque llama la atención que en La Habana y algunas zonas del país se observen significativas ventas de determinados equipos como DVD y ollas eléctricas entre otros (…) Por otra parte, altos cargos del Gobierno han anunciado la entrega masiva en usufructo de tierras ociosas a los campesinos para su explotación, lo cual sí constituiría una reforma sustancial. Por supuesto, habrá que esperar explicaciones oficiales adicionales para conocer su alcance. Se ha sabido que a nivel municipal se están creando dependencias encargadas de su ejecución, lo cual denota el propósito de descentralizar las gestiones gubernamentales”. Sigue leyendo

Anuncios

LA DUALIDAD MONETARIA, UN TEMA CANDENTE

p1.jpg

La discusión sobre la existencia de dos monedas en Cuba se acrecienta.  El tema es de los más controvertidos actualmente y de los que produce mayor disgusto entre la población.  Los cubanos, en su inmensa mayoría son pagados con el peso corriente, moneda que el estado rechaza en la mayoría de los establecimientos comerciales y de servicios, lo cual crea una situación absurda. El acceso al peso convertible (CUC) guarda poca relación con el aporte laboral de los ciudadanos. Un contradictorio escenario demostrativo  de la inexistencia de una sociedad acorde con los proclamados principios de distribución socialista. Para conseguir el CUC, se depende fundamentalmente de factores extralaborales, como recibir remesas del extranjero, en particular de Estados Unidos, o tener los suficientes contactos e ¨idoneidad política¨ para poder laborar en el turismo, embajadas y empresas formadas con capital foráneo, y así poder obtener las propinas y las gratificaciones pagadas por debajo de la mesa, prohibidas hasta muy recientemente. Un porcentaje reducido de los trabajadores recibe pequeños ingresos en pesos convertibles en áreas consideradas estratégicas, inferiores por lo regular a 20 CUC mensuales.  Cantidades irrelevantes, recibidas si se alcanzan determinadas condiciones, como asistir puntualmente al trabajo y cumplir de forma Sigue leyendo